Recomendaciones simples para educar a nuestros hijos

Educar y formar a un niño, es una de las tareas más complejas a la que nos enfrentamos todos los padres diariamente, aunque no hay tips ni fórmulas mágicas para convertirlos en los niños modelos que queremos, si hay algunos puntos que podemos dominar sin complicaciones. 

Actualmente, nuestros pequeños viven rodeados de tecnología y en muchos casos esta no suele ser usada de la mejor manera e incluso afectan poderosamente su comportamiento y toma de decisiones, es por ello que los padres estamos en el deber de tomar medidas y orientarlos a tener una conducto adecuada ante ciertas emociones o situaciones. 

Lecciones que educan a tu hijo 

El ejemplo: desde pequeños nuestros hijos tienden a imitar el comportamiento de sus padres tanto buenas como malas, para que nuestro hijo sea educado podemos sacarle provecho a algunas costumbres diarias como saludar, respetar a los demás y las normas de tránsito o de cualquier lugar, así poco a poco crearemos hábitos adecuados en ellos. 

Cabe destacar que de nada servirá repetirles a cada momento lo mismo para que tengan una buena conducta si sus padres no lo hacen.

Diálogo y comprensión: los gestos, las palabras, las miradas y cualquier expresión corporal es necesaria para darle amor y respeto a nuestros pequeños, incluso muchos expertos recomiendan comunicarnos con nuestros bebés desde el vientre y a medida que crecen seguir con la comunicación de forma tranquila y sin prisas. Preguntale con frecuencia cuál es su opinión acerca de un tema y asi el se sentirá querido y respetado. 

Disciplina sin amenaza: hay que enseñarles que toda conducta acarrea una consecuencia, debemos establecer normas en el hogar, que sean comprensibles y bajo una explicación lógica para que puedan cumpliralas facilmente. 

Un ejemplo de ellos es enseñarles a recoger los juguetes una vez los termine de utilizar y de no hacer caso habrá ciertas restricciones, los sentimientos no tienen que ver con la conducta, es un proceso lento pero con constancia lograremos el objetivo. 

Compartir experiencias con otros

Es posible que en algunas etapas de nuestros hijos la preocupación por su comportamiento nos afecte, sobretodo en la etapa adolescente donde su conducta es mucho más rebelde, sin embargo hablar con otros padres puede resultar un alivio para nuestra angustia y así nos sentiremos mucho más tranquilos. 

Así como buscamos a un cerrajero para solicitar ayuda en temas de seguridad, cuando tengamos dudas respecto de resolución de problemas con nuestros hijos podemos buscar la ayuda de un orientador, es la persona idónea para darnos los tips que necesitamos ante alguna situación irregular. 

Reforzar el buen comportamiento 

Existen estudios que demuestran que reforzar los gestos de cariño, las recompensas  y estimular de forma cariñosa algunas conductas, tendrán efectos positivos en tus hijos, es una actitud mucho más influyente que los castigos, por eso debemos enseñar desde el amor y que sea él según sus conocimientos capaz de resolver los problemas. 

Los niños son seres sensibles y no se recomienda usar palabras descalificadas como tonto o malo, estas le causan mucho daño y afecta severamente su autoestima, debemos hablarles con palabras que los haga sentir queridos y valiosos, esto los hara niños más seguros de sí mismo. 

En fin, es importante rectificar y hablar con ellos a tiempo ante un mal comportamiento y hacerles ver y razonar las consecuencias de sus acciones, asi como tambien debemos reforzar las buenas.